Síguenos

eszh-CNenja
whatsapp logo 477 337 97 14     info@grupoinnovatic.com

Japón se siguen usando dispositivos como el fax.

Japón se ha convertido en un referente de la tecnología, la innovación e Internet, o al menos esa es la visión que el resto de los países tienen sobre él por sus avances tecnológicos y sus descubrimientos en la materia,¿Pero porqué en el día a día sus empresas y profesionales siguen usando tecnologías obsoletas como el fax?.
japon

Resulta intrigante que un país con tanta innovación,  portadora de un sinfín de ideas revolucionarias, en su quehacer cotidiano use herramientas y tecnologías que dejaron de utilizarse hace más de 10 años y prefiera hacer uso de servicios más tradicionales, escribir a mano en lugar de usar su laptop. Esto se debe a  principalmente a factores culturales y empresariales.

El Japón corporativo de la grandes empresas es muy diferente al que creemos. Estas empresas aparentemente amantes de la innovación y la tecnología solo lo son en su discurso. En toda la nación aún se venden cassettes para que las personas puedan hacer sus grabaciones mediante radios o fax. Uno de los factores que explica esta conducta es que la gran mayoría de las empresas japonesas son emprendimientos pequeños que no cuentan con suficiente capital para invertir en nuevos programas y dispositivos para sus tareas laborales. Se estima que de las más de 4 millones de empresas existentes en Japón, el 99% son Pymes, de acuerdo al Ministerio de Economía Comercio e Industria del país.

Este país es la tercera potencia económica más grande del mundo, dentro del cual se y han generado inventos revolucionarios, como el tren bala. Sin embargo, se muestra reticente hacia la tecnología porque sus empresas no cuentan con los medios suficientes para solventarlas. A esto hay que sumarle un factor cultural vital: los empresarios dueños de las pymes que sostienen el país suelen ser personas extremadamente conservadoras.

 

Las empresas de diversos ramos, incluyendo aquellas que brindan servicios tecnológicos, son muy conservadoras y tienen grandes dudas sobre la conexión de sus redes con otras redes del mundo. No le dan lugar a la tecnología porque están bien como están e incluso tienen cierto temor hacia ella. Comenzar a utilizarlas abriría las puertas hacia posibles robos de información y hackers. Por otro lado, el auge de los robots puede ser un problema en el futuro: si se le da más lugar a la tecnología, es cada vez más probable que esta remplace a las personas.

A pesar de parecer un referente tecnológico hacia el mundo, los japoneses se cuestionan las ventajas y desventajas de nuevos dispositivos y servicios, inclinándose hacia un mundo laboral más tradicional, conservador y en donde los vínculos se generen de persona a persona. Fuente: Universia México